GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Un regalo devuelto


Recordando partes de mi vida, en éste querer entender el complicado mundo femenino del cual soy parte, vino a mi mente la esposa de mi papá.

Ella llegó a nuestras vidas cuando la necesitábamos y nosotros llegamos a la de ella, cuando nos necesitaba.

Dios, estoy convencida de ello, escribe con letra recta en renglones torcidos.

Por causas de la vida, mi hermana y yo nos criamos con mi abuela paterna. Mi papá tuvo después de mi mamá a otra mujer con la que procreó otros 3 hijos; desgraciadamente no funcionó ésa unión.

Posteriormente se casó con una persona. Yo considero que ése matrimonio fué un regalo para todos nosotros. Regalo que mi papá aceptó, puesto que su esposa sirvió como un puente de unión entre él y sus hijas.

Regalo que nosotras aceptamos, porque finalmente tuvimos a una persona que tenía el tiempo y el conocimiento para entendernos.

Regalo que finalmente ella desechó.

Considero que Dios le envió a mi papá a ésa mujer porque fué un buen hombre, con defectos si, pero siempre ayudando a los demás.
A nosotras nos la envió por la falta que nos hacía una persona que nos entendiera.
Y a ella como un obsequio por sus buenas acciones. Siempre ayudó a sus padres, a sus hermanos, a sus sobrinos.

No se casó por ayudar a su familia y finalmente a los 45 años se reenconntró con mi papá y de golpe y porrazo, se encontró con una familia.

Ella ayudó a nuestra formación como adolescentes, nos vió casar, vió nacer a nuestros hijos a los que veía como sus nietos. Nunca pretendió tomar el lugar de una madre, nunca quiso ser nuestra amiga; Dios le dió la sabiduría suficiente para ser simplemente ella y con ello, ganó una familia.


Nunca entendí porque renunció con su familia. Nosotros eramos ahora su familia.
Regresó a su casa, la casa familiar; tal vez en un momento de crisis. Había tenido un disgusto con mi papá. Decidió irse a su casa, pensando que las cosas podían ser como antes. Pero se encontró con que sus sobrinos ya tenían hecha su vida, sus hermanos igual. La seguían queriendo por supuesto, le estaban agradecidos por lo que les brindó, pero ya no la necesitaban como lo habían hecho antes.

Y se perdió de lo que Dios le había enviado como regalo. Una nueva familia. Su propia familia: nietos que la querían y la necesitaban. Un esposo que la quería y la necesitaba. Unas hijas que la querían y la necesitaban.

Vivía sóla en una casa que debió ser derrumbada hacía mucho, entre recuerdos, tratando de revivir una época que hacía mucho se había terminado. Teniendo una casa que la esperaba, una famiilia que la quería; teniendo una vida que Dios le brindaba, a la cual tenía derecho y de la cual se había hecho merecedora.

En ella veo un ejemplo claro de alguien que por orgullo, por no perdonar, por no aceptar que los demás se equivocan tanto como nosotros mismos, abandonó algo por lo que había luchado tanto. No una casa, no un trabajo, sino una famiia completa en donde ella era vista como un miembro muy especial.

Había llevado armonía entre un padre y sus hijos; había contribuido a reestablecer una comunicación entre mi papá y mi abuelita; había ayudado a formar a una hija, como lo fué para ella mi hermana; había ayudado a hacer felices a unos nietos, para los cuales ella fué su única referencia de lo que es una abuelita.

Había ayudado a mi papá a reestablecer relaciones con sus hermanos, de los cuales durante mucho tiempo se había alejado.

Nunca terminaré de entender porqué dejó tanto por tan poco.

Hayan sido las que hayan sido sus razones, ella es una parte muy importante en las vidas de todas las personas que tuvimos la fortuna de cruzarnos por su camino.
No conosco una sóla persona que haya tenido contacto con ella, que no se haya beneficiado con su presencia.

Tal vez ella misma nunca se dió cuenta de lo valiosa que era para todos nosotros.
Creo que cuando damos la espalda a aquellos que amamos, estamos devolviendo un regalo que Dios nos dió.

Dios la tenga en su gloria.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified

Seguidores