GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Qué es el amor


Curso Crecer en Familia
impartido por Maru Ruano en los foros de Catholic.net.
Curso

TEMA I. QUÉ ES EL AMOR. APRENDE A DARTE. LA REALIDAD DIARIA
.

En la introducción, partimos de la importancia de la familia como célula vital de la sociedad. Y la familia es una comunidad de amor, pues es éste el motor vital de la misma. El amor, no en un sentido poético, sino en una función unitiva y dinámica entre seres humanos.

Si hay algo que pueda explicar las acciones del hombre, su unión con otras personas, y por consiguiente, todo el ciclo familiar que se inicia desde el matrimonio, ese algo es el amor.

El amor es el principio y fuente creadora, porque el hombre fue creado por amor y para el amor. Todas las manifestaciones del ser humano hacen patente esta tendencia: el amor es lo que identifica a la persona, la capacidad de amar es exclusiva del ser humano.
El vínculo entre las personas debe ser el amor, el principio interior, la fuerza permanente y la meta última para vivir, crecer y perfeccionarse.

Esta podría parecer una postura ideal o muy utópica en los convulsionados tiempos en los que vivimos; sin embargo es muy importante recordar también que aunque el amor es el motor que impulsa la unión del hombre y la mujer en el matrimonio, y por ende, el nacimiento de una familia, es la voluntad, el mutuo consentimiento del varón y mujer, sobre lo que se funda el matrimonio, estableciendo un vínculo.

Para realmente amar hay que conocer qué es el amor. En tanto descubramos su profundidad, creceremos más en la capacidad de amar.

EL AMOR ES LA DINAMICA ESENCIAL DEL SER HUMANO.

Es dinámica, pues abarca diferentes etapas, se expresa en todos los ámbitos de la personalidad humana y a lo largo de toda nuestra vida.
Es esencial, pues constituye el principio, la idea por la cual el hombre fue creado y el fin para el cual existe. Esta será la actividad del hombre por toda la eternidad (“Ahora están presentes la fe y la esperanza, pero al final sólo existirá el amor”).

El amor es la única razón que justifica la existencia de todos y cada uno. El universo entero se creó por amor.
El amor es el acto supremo de la libertad, la actividad reciamente humana por la que una persona elige y realiza el bien del otro.

REQUISITOS PARA EL AMOR AUTENTICO:

1. Querer amar, como un acto de voluntad humana. No por conveniencia o porque me gusta, me apetece o me interesa.
2. Buscar el bien de la otra persona, lo que la hace feliz y la perfecciona. Buscar el bien del otro precisamente en cuanto al otro, no por mí, sino desde mí para el otro, tal cómo es.

ELEMENTOS QUE SE DAN EN EL AMOR:

a) Corroborar en el ser.
Es el principio de todo amor de amistad, del amor verdadero. El amor tiene la virtud de “hacer real” a la persona que amamos, no nos es indiferente, nos importa por encima de todas las cosas; es más, su realidad llega a ser nuestra propia realidad. (“Deseo con todas las fuerzas de mi alma que existas”. “¡Qué maravilla que hayas sido creado!”).

b) Deseo de plenitud.
El amor no sólo aspira a que el ser querido viva, sino que viva bien, que llegue a su plenitud, que alcance su perfección, lo cual corresponde exactamente a uno de los fines del amor conyugal. ¡Qué compromiso tan grande, como pareja, el lograrlo!
Únicamente el amor nos hace capaces de penetrar en una persona, admirar la grandeza y los matices que encierra, y potenciarlos por el amor. ¿No es esto lo que hacemos con ese bebé que se nos da en el hospital, incluso desde que sabemos que viene en camino? Qué bueno sería pensar lo mismo para nuestra pareja, anticipando un proyecto de perfeccionarnos para todo lo espléndido que podemos llegar a ser. (“No sabrás todo lo que valgo hasta que no pueda ser, junto a ti, todo lo que soy “, es decir, “ te quiero por lo que eres y por lo que llegarás a ser”).
Esto incluye amarlo con sus defectos, poniendo los medios para que las imperfecciones vayan siendo superadas.

Amar significa admiración, crecimiento para no decepcionar las esperanzas que otro puso en mí, desde su amor. ¿Cómo? Saliendo de mi propio apego, sin absorber al otro, evitando dominar.

c) Entrega.
Es la culminación del amor; el que verdaderamente ama se da en la donación total de sí mismo con y desde nuestro propio ser. Esto implica superar nuestros propios instintos y conquistar así la propia plenitud como persona. El hombre es la única criatura que Dios ha amado por sí misma y no puede encontrar su propia plenitud sino en la entrega de sí mismo a los demás.
El egoísta es incapaz de amar. La madurez afectiva amplía la capacidad de amar, de salir del “vivir para mí” y alcanzar un “vivir para ti”.
Dicho de otra manera, “la primacía de ti, no para mí, sino en cuanto a ti”.
(“Cuando te conocí, se realizó un proceso intelectual de fuera, hacia dentro de mí. Hoy te amo y ese amor sale de dentro”).

LA RECIPROCIDAD EN EL AMOR

Lo primero que siente quien ama que es la aprobación de sí mismo. Sabe que es alguien que tiene una misión insustituible y lo mismo pasa con el que se sabe querido, ya que comprueba que existe, que su existencia no es vana. (“Tu me haces ser, te necesito para ser yo”).

Requerimos de las personas para que refrenden nuestra existencia. Al sentirme amado, soy capaz de dar vida a mis capacidades. Empujado por el amor del que me quiere, lograré ser quien soy. (“Por esto te quiero y necesito ser amado”).

En este instante entra en juego la libertad para corresponder o no al amor, y aceptar las exigencias de sentirse querido.

Participación

· Definir que es para mí el amor
· Fundamentarlo


Mi definición:
por Laura Aguilar Ramírez
El amor para mí, es lo que mueve al mundo. Es un don que Dios nos concede y que sólo se hace realidad dándolo a otros....pero también recibiéndolo de los otros.

El amor no es amor, si no es correspondido. Porque el amor es la voluntad de dos personas a estar unidas por un vínculo.

El amor entonces no nace, se hace. Se forma día a día.

Te voy a comentar el inicio de la relación entre mi esposo y yo:

Nos conocimos en la escuela.... mejor dicho, él me había visto jajjaj
Yo ni lo había notado. El se sentaba en la parte trasera del salón.... y yo en la de adelante.. No porque fuera muy buena estudiante, sino porque no veo bien de lejos y porque no oigo bien de lejos.

Un día, mi amiga con la que me juntaba entonces, me dijo que fuéramos al cine. Ella iría con su novio. Y yo no tenía pareja con la cual ir... porque era yo alta para la mayoría de los compañeros de mi salón y en general, para los muchachos de mi época.

No tenía muchos candidatos, la verdad jajajaj.

Mi compañera me dijo que Andrés me podía acompañar....y al volverme fué cómo lo conocí. No era su lugar, pero ahí estaba.

Pues fuimos al cine y empezamos a salir. Me gustaba en general, me gustaban sus actividades, éramos afines en muchas cosas, pero en muchas otras, no.

Sin embargo, había algo que no me gustaba: que fuera tan callado.

Finalmente, terminamos.... porque no podía sacarle muchas palabras que digamos. Empecé a salir con otras personas con las que no tuve muy buenas experiencias.
Y por consejo de una tía, decidí volver a intentarlo con Andrés, porque lo único que no me gustaba de él era que fuera tan callado, lo demás estaba bien.

Al regresar, él había cambiado. Era más abierto.... y todo fué bien.

Después supe que me "había echado el ojo" jajjaj, y buscó cómo acercárseme. Yo le gustaba, pero no se estableció ningún vínculo, hasta que decidió abrirse a mí y pude conocerlo.

No basta pues, el que alguien te guste o que alguien te atraiga o que lo quieras, si ésa persona no siente lo mismo por tí.

Sin embargo, puedes intentar cambiar las circunstancias, puedes intentar descubrir qué es lo que puedes cambiar en tí para que seas aceptado, si realmente te interesa y si sientes que realmente es afín a tí.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified

Seguidores