GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Si te vas, no regreses

Por: Laura Aguilar Ramírez.

Hola, amiga que lees éste comentario:

Quiero contarte cuál ha sido el motivo por el cual mi matrimonio no ha sido el que debiera ser. Tal vez te sea útil mi experiencia para que no cometas el mismo error que yo.

Cuando era joven e inexperta, cuando creía que el mundo era mío y que podía vivir mis propias experiencias, conocí al que ahora es mi esposo.

Teníamos muchas cosas afines o al menos, así lo creí yo, pero había algo que no me agradaba de él: era muy callado.
Sólo deseaba estarme besando y a mí, ése tipo de relación no me agradaba del todo.

En ése entonces, estabamos en la preparatoria, ambos trabajabamos, eramos en cierta manera,independientes de nuestras familias.

Pero tal vez por no conocernos demasiado, tal vez por apresurar un noviazgo, no nos conocíamos muy bien y él era muy callado.

Finalmente, decidí que no era lo que quería y terminamos.

Conocí a otras personas que tampoco eran las adecuadas.
En ése entonces, vivía con una tía, le ayudaba con sus hijos, trabajaba, estudiaba. Ella era algo así como la persona en la que más confiaba.
Me dijo que regresara con el que ahora es mi novio, que era una buena persona.

Decidí intentarlo de nuevo. Eramos para entonces, amigos (como muchas parejas que terminan) El se abrió un poco más conmigo y todo pareció ir bien.

Tenía muchas cosas que me gustaban y que compartía conmigo:

Amaba a su familia como yo a la mía.
Ayudaba a su familia como yo a la mía.
Paseaba con sus hermanos y sobrinos, como yo.

Para mí éso era importante para elegir al hombre con el cual pasar mi vida, pues era seña de que le importaba la familia tanto como a mí.

Y era el hombre adecuado. Sí lo era.

Pero nunca me dijo nadie que a los hombres no les gusta que los terminen y después regresen con ellos. Me conseguí a la peor consejera sentimental que había.

Y he pagado éste error toda mi vida a partir de entonces.
Desde el primer día de casados, mi esposo me ha hecho pagar el haberlo según él, despreciado.

No ha importado si he tratado de ser una buena esposa, no ha importado si he sido una buena madre.
Tengo 27 años de vivir así. Y sólo hasta ahora que soy mayor, que he repasado mi vida, he caido en la cuenta de la causa por la cual nunca he sido feliz en mi matrimonio.

Cuando regresé con el que entonces era mi amigo y después mi novio, lo fuí conociendo, conocí a su familia, conocí su medio ambiente y poco a poco fuí queriéndolo, tanto como para decidir ser su esposa.

Nunca me hubiera casado con alguien si no lo hubiera querido. Pensé que él sentía lo mismo. Me equivoqué.

Cuando me casé, yo no esperaba que todo fuera miel sobre hojuelas, sabía que habría dificultades como en todos los matrimonios, pero sabía también que se podrían sobrellevar si ambos remabamos juntos.

Mi esposo nunca pudo superar el que hayamos terminado y haya vuelto con él.

Es cierto que no todos son iguales, es cierto que muchos hombres viven de una manera distinta. Son hombres que tienen fé, que viven con fé, que conocen del perdón porque saben que no son perfectos y que todos nos equivocamos.

Es por éso que te comparto algo tan íntimo, porque no deseo que otras jovenes tomen decisiones tan equivocadas como la mía.

En todo éste tiempo no he tratado de cambiar a mi esposo, porque no creo que haya nada que cambiar; es el hombre adecuado para mí, sólo que él no se ha dado cuenta de ello, porque no conoce a Dios, porque no ha aceptado a Jesús como su Salvador, porque no vive de acuerdo a sus enseñanzas y cree que es perfecto, que él no se equivoca.

Dios lo perdone y a mí me dé lo que necesite para bien mío y de mis hijos. Y para el propio bien de mi esposo.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified

Seguidores