GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Es hora de regresar a casa, mujer

Libro del Génesis
Libros 1-5

El castigo de la mujer
16 Y el Señor Dios dijo a la mujer:
"Multiplicaré los sufrimientos de tus embarazos; darás a luz a tus hijos con dolor.
Sentirás atracción por tu marido y él te dominará"


El castigo del hombre
17 Y dijo al hombre:
"Porque hiciste caso a tu mujer y comiste del árbol que yo te prohibí,maldito sea el suelo por tu culpa. Con fatiga sacarás de él tu alimento todos los días de tu vida.18 Él te producirá cardos y espinas y comerás la hierba del campo.19 Ganarás el pan con el sudor de tu frente,hasta que vuelvas a la tierra,de donde fuiste sacado. ¡Porque eres polvoy al polvo volverás!".

Como mujer puedo sentir rebeldía ante lo escrito en el Génesis.
Posiblemente muchas personas se limiten a decir simplemente: "yo no soy religioso, así que éso no va conmigo". Otros más, tratarán de negar la validez de lo que dice la Biblia.

Sin embargo, la Palabra de Dios que contiene la Biblia no es escrita sin ton ni son, fué escrita por inspiración del Espíritu santo en el Nuevo Testamento y por inspiración de Dios en el Antiguo Testamento. Como Dios es una Santísima Trinidad, deducimos que fué escrita por inspiración de Dios toda ella.

Para aquellos que no creen en Dios, simplemente puedo decirles que la naturaleza ha dado a la mujer la función de ser la que concibe a los hijos, los lleva en su vientre por 9 meses. Con ello, está marcado el papel o la función de la mujer en la sociedad.

Los hombres tienen la tendencia al trabajo, a edificar para su mujer y sus hijos.

Asi que tanto si se tienen creencias religiosas, como si no se tienen, no puede negarse que la principal función de la mujer en la sociedad es ser madre y esposa.

Y se es madre desde antes de la concepción, se es madre desde que se es pequeña. Las niñas tienen por naturaleza cuidar de otros, llámense muñecos, llámense mascotas.

La principal función del hombre es trabajar
Los hombres de niños juegan a hacer, formar, a imaginar aventuras, etc.

Hay pues diferencias entre hombres y mujeres desde pequeños que van más allá de lo físico.

Una mujer está hecha por Dios para vivir al lado del hombre en condiciones iguales como en el Paraíso.
Pero desde La Caída, la mujer da a luz con dolor y es dominada por el hombre. La aceptación de ése castigo es nuestra salvación.

El hombre está destinado a trabajar, dejando a un lado los apetitos que siente por la mujer. La aceptación de ése castigo es su salvación

En base a éstas relexiones he llegado a la conclusión de que si vivimos en la actualidad en un mundo de violencia, de drogadicción, de falta de valores en la sociedad, podemos responsabilizar a la mujer que está fallando en su función de madre.

Soy mujer, quiero a la mujer, pero no puedo cerrar los ojos ante la responsabilidad de la mujer en la situación actual de la sociedad.

Así como responsabilizo a la mujer de la falta de valores con que vivimos actualmente, así mismo responsabilizo al hombre si tenemos un mundo no trabajado, si tenemos problemas económicos, si los campos no producen, si hay exceso de productividad en unos lugares del mundo y escasez de oportunidades en otras. Si existen guerras.

El hombre y la mujer actuales somos responsables de la situación económica y de falta de valores con que vivimos.

Recuerdo los años en que "a los perros se les amarraba con chorizo" como se dice en México. Eran tiempos en que las mujeres permanecían en sus casas cuidando de sus hogares, de sus esposos y de sus hijos; y los hombres salían a trabajar para llevar el sustento a sus hogares.


Alcanzaba el sueldo porque al no haber tanta gente ofreciendo sus servicios, las compañias ofrecían mejores salarios; los hombres duraban más tiempo laborando en una sóla empresa y con ello, su estabilidad emocional y familiar era mejor que la actual.

La mujer estaba más tranquila porque su esposo subsanaba sus necesidades y las necesidades de sus hijos.

Pero vino el terrible mal de las Guerras mundiales en donde el mundo como era conocido dió un vuelco terrible: fallecieron millones de hombres aptos para el trabajo y la mujer tuvo que lanzarse al mundo laboral para hacerse cargo de sus hijos.


Actualmente ya no estamos en ésa situación afortunadamente. Es hora de que la mujer vuelva a su función natural. Afortunadamente el hombre se dió cuenta de lo terrible que es la guerra. Sufrió mucho con las Guerras mundiales. Con lo terrible que fueron, dejaron algo bueno: la conciencia del hombre de que la guerra no es la solución para los problemas.

Afortunadamente, el mundo actual vive en paz. Luego entonces no tiene ya sentido que la mujer abandone su hogar y con ello, abandone su función de esposa y madre.

Es hora de regresar a casa, mujer. Hemos dado la batalla al fallar nuestros hombres cuando convirtieron en infierno nuestro mundo. El hombre ya se ha dado cuenta que no es buena la guerra, que no deja más que miseria y dolor.

Es hora de regresar a casa, mujer. Confiemos en Dios. Confiemos en que el hombre haya aprendido la lección.

Es hora de regresar a casa, mujer. A hacernos cargo de lo que mejor sabemos hacer: formar y cuidar a nuestros hijos.

Si bien es cierto que el hombre falló al provocar tantas guerras como el hombre necio que decía Sor Juana en sus tiempos, trayendo con ello dolor a nuestros hijos; también es cierto que nosotras estamos fallando al no darnos cuenta que nos necesitan en nuestra casa nuestros hijos y nuestros esposos.

He sido una mujer trabajadora cuando soltera, pero al tener primero en mi vientre y después entre mis brazos una vida, he atendido al llamado natural de mi ser: cuidar de mis hijos y cuidar de mi esposo. En ése órden, tal como está escrito por Dios.

Una madre es capaz de cualquier sacrificio por sus hijos.

Una madre a punto de morir, encargó a sus hijos y a su esposo a otra mujer diciéndole que se casara con él. Como sucedió con mi abuelita y unas niñas que cuidó.

Una madre que muere intempestivamente seguramente desde el cielo ruega a Dios para que envié quien cuide de sus hijos en la tierra. Conozco muchos niños huérfanos de madre que encuentran en otra mujer el amor y cuidado que su madre hubiera querido darles.

Una madre es capaz de dejar a sus hijos al cuidado de otra mujer si piensa que ésa mujer puede cuidarlos mejor que ella, como en el caso de mi mamá.

Entonces, ¿porqué las madres actuales no confían en la Palabra de Dios y se dedican a sus hijos, a sus esposos y dejan al hombre hacer la función que Dios le encomendó? ¿porqué no sacrifican la costumbre que se ha adquirido de trabajar, costumbre que la mujer adquirió por necesidad ante la falta de hombres que trabajaran después de la Segunda Guerra Mundial y los millones que murieron en ella?
¿Porqué mujer actual no eres capaz de sacrificarte a tí misma por el bien de tus hijos y de la sociedad?

Dicen que a "menos burros, más olotes". Si hubiera menos mujeres trabajando, habría más oportunidades para que los hombres laboren y puedan mantener a sus familias. Se ganarían mejores salarios. Habría menos desempleo. Habría menos violencia provocado por la escasez de trabajos y de oportunidades.

ES HORA DE REGRESAR A CASA, MUJER!!!!!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
loading...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified

Seguidores